-->

imglogoalava.png
Plan smartencity remodelación de Errota/Coronación
Los primeros visitantes de la exposición sobre las reformas previstas en Coronación opinan sobre los proyectos
DNA DNA - Martes, 13 de Septiembre de 2016
los-primeros-visitantes.jpg

vitoria - “Todo lo que he visto hasta ahora me parece bien, dentro de las posibilidades del proyecto. Es difícil proponer algo nuevo porque, seguro, que los técnicos, que son los que saben, ya han contemplado todas las posibilidades”, opina Ángel Navazo. “¿Cómo no me va a parecer bien? El barrio ya se merece un cambio”, señala. Desde que llegó a Vitoria de joven, este vecino de Coronación ha vivido en San Martín, Tenerías y Sancho el Sabio. Asegura que la última reforma importante que ha visto en el barrio es cuando se pavimentaron las aceras. Así que…”ya era hora”.

Navazo es uno de los primeros residentes de Coronación que, pasadas las diez de la mañana, se acercó ayer hasta el centro cívico Aldabe para informarse de los planes que el Ayuntamiento tiene para rehabilitar la manzana del barrio que contempla el proyecto de regeneración que lidera el Gobierno Vasco gracias a las ayudas europeas. Esta ambiciosa intervención consta de tres patas: la rehabilitación de viviendas, bajo el concepto de ahorro de energía, cuya exposición se mostrará en un mes, aproximadamente; la instalación de una caldera común para el barrio, y el arreglo de calles y plazas del que se encarga el Ayuntamiento, con un presupuesto de dos millones. La exposición que ayer se abrió al público, con motivo de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible, va de eso, es decir, de las reformas previstas en calles, plazas y jardines. Todas ellas con un denominador común: ganar espacio para el peatón y frenar la velocidad de los coches. Mediante paneles, la muestra enseña el antes y el después de las calles en las que se va a intervenir e informa de todas las obras a realizar. A la salida de la exposición, los visitantes tienen la oportunidad de rellenar un folleto en el que valoran los planes a realizar, que en el espacio público son seis: Portal de Arriaga, Siervas de Jesús, Eulogio Serdán y Manuel Díaz de Arcaya, plaza de la Ciudadela, plaza Aldabe y calle Aldabe, con dos opciones: semipeatonalización o peatonalización. Así, para tener en cuenta la opinión de los vitorianos, en el impreso se pregunta, primero, que del 1 al 6 se priorice la urgencia de cada una de las obras para, a continuación, puntuar del 1 al 10 el contenido de los arreglos previstos, esto es, la obra en sí.

Además, los ciudadanos pueden plantear otras reformas que se han quedado fuera -eso sí, siempre que formen parte del ámbito de actuación- e incluso comentar las actuaciones diseñadas por los técnicos. “La verdad es que en la exposición se explica bastante bien todo”, comenta Navazo quien, al residir en Eulogio Serdán, ha asistido a las reuniones de barrio, ya que su vivienda es una de las que forma parte del proyecto de rehabilitación. La única pega que pone, si así puede llamarse, es que se van a perder plazas de aparcamiento, pero “merece la pena si el peatón gana en calidad de vida”, apunta, a pesar de que una vez que se ejecuten las obras va a tener que dar mucha más vuelta al salir del garaje con su vehículo. “Cuando me vine a vivir aquí, recuerdo que cogíamos el autobús para ir a la fábrica donde la Diputación; cuando dijeron que iban a peatonalizar Siervas y prohibir el tráfico, nos pareció que eso era imposible, y mira ahora, lo vemos tan normal”, declara, consciente también de que a muchos otros vecinos no les convencen demasiado los cambios, sobre todo, si hay que desembolsar dinero. Otro vecino del barrio lamenta la eliminación de aparcamientos y que la calle Kutxa se quedará como está, con escaleras y rampa.

A su lado, un joven lamenta que en algunos de los paneles de la muestra se ponga Cercas Bajas como ejemplo, cuando en su opinión, se trata de una de las “peores” reformas que ha hecho el Ayuntamiento en los últimos años: “es una calle oscura, que desde que se arregló ya parecía vieja”, apunta. Precisamente, los cambios en la iluminación centran otra parte de la exposición. En este caso se trata de un proyecto que sí o sí se va a llevar adelante. Y se va a hacer de forma similar al Casco Viejo. Con un presupuesto de 300.000 euros, se van a sustituir las luminarias actuales que usan tecnología de vapor de sodio de alta presión por otras de tecnología LED con el objetivo de ahorrar entre un 70 y 80% en la factura de la luz y de reducir las emisiones contaminantes. Además, los técnicos aseguran que con las nuevas luminarias, la iluminación será más uniforme, se producirán menos deslumbramientos y bajará la contaminación lumínica. La exposición está abierta mañana y tarde.

LA EXPOSICIÓN

Fecha. Del 12 al 24 de septiembre en el centro cívico Aldabe, de 10.00 a 12.30 horas y de 18.00 a 20.30 horas, y los sábados, de 10.00 a 14.00 horas. El sábado 17 se sacará a la calle con motivo del simulacro de peatonalización de la calle Aldabe.

Contenido. Por una parte se explican los planes de renovación de las actuales farolas por otras LED como en el Casco Viejo. Este proyecto se va a ejecutar sí o sí. Por otra, en varios paneles se explica el antes y el después de las seis reformas de calles y plazas previstas, y es ahí donde se pide la opinión de los vitorianos que, a la salida de la muestra, tienen a su disposición un folleto para rellenar con su parecer. El espacio público a renovar es:

Portal de Arriaga. Con un presupuesto de 450.000 euros, la calle quedaría con un carril hacia el centro cívico y otro hacia Zaramaga; eliminando el seto de la mitad de la calzada, sustituyendo las actuales jardineras por otras tipo las de Dato y dejando a la misma altura la carretera que las aceras para que los conductores reduzcan la velocidad a su paso.

Siervas de Jesús. 165.000 euros. Reforma tipo Gorbea, también con aceras y viales al mismo nivel para que, psicológicamente, parezca una zona peatonal y los coches bajen la velocidad.

Eulogio Serdán y Manuel Díaz de Arcaya. 120.000 euros. Toda la calzada al mismo nivel, eliminación de aparcamientos y colocación de dos nuevos pasos de cebra: en el cruce de la iglesia y más adelante.

Plaza de la Ciudadela. 410.000 euros. Eliminar los actuales setos que obstaculizan el paso de los peatones, peatonalizar la plaza y mantener los árboles autóctonos. La calle Coronación pasa de dos a un carril de coches y se colocarán bancos tipo los de la Virgen Blanca para crear zonas de encuentro.

Aldabe. 500.000 euros. Aquí hay dos proyectos: uno de peatonalización completa, con asfalto tipo calle San Prudencio, adoquines en los laterales como en Cercas Bajas, y nuevo mobiliario. Acceso sólo para carga y descarga y garajes. Y semipeatonalización, como en Gorbea a la altura del Andere. Eso sí, los aparcamientos de ambos lados se eliminan en ambos casos. Es una de las vías que los vecinos consideran que necesita una reforma más urgente porque, a pesar de ser zona de paso, pocos ciudadanos la usan y, debido a su mala imagen, evitan pasar por Aldabe.

Plaza Aldabe. 550.000 euros. Espacio peatonal entre dos líneas de árboles, con zonas de encuentro (bancos) y juegos infantiles. Se accederá por Badaia. Y el tráfico que ahora llega de Siervas y Badaia se desviará hacia Cercas Bajas.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?