-->

imglogoalava.png

Expectativa en Errota/Coronación a un mes del inicio de la reforma integral del barrio.
Visesa reparte 1.400 dípticos del plan, que arranca el 1 de febrero
Errota Zaharra pide cerrar el plan urbanístico

Txus Díez Josu Chavarri - Jueves, 31 de Diciembre de 2015

coronacion.jpg
El cruce de Coronación y Eulogio Serdán, en el corazón del barrio vitoriano.

Gasteiz - Paso a paso, el proyecto para rehabilitar un millar de viviendas de Coronación, reurbanizar el barrio e implantar un sistema de calefacción comunitaria de gestión inteligente va avanzando. Hace escasos días se firmó el contrato con la Comisión Europea en el que se señala el 1 de febrero como inicio oficial de un proyecto que se prolongará durante los próximos cinco años y medio, y ayer se buzonearon 1.400 dípticos en los portales donde se realizarán las obras de rehabilitación energética y se instalará la calefacción de biomasa.

De forma paralela, la sociedad del Gobierno Vasco Visesa, la asociación de vecinos Errota Zaharra y el Ayuntamiento de Vitoria mantienen contactos periódicos para cerrar los flecos pendiente antes de convocar una reunión entre estos tres agentes en la que se concretará el proyecto de forma definitiva para darlo a conocer a los vecinos en la oficina que se habilitará al efecto en la antigua sede de la extinta Arich -Agencia para la Revitalización Integral de la Ciudad Histórica- de la calle Pintorería 45, muy cerca del barrio de Coronación.

“Todo el mundo está en el mismo bando y eso es muy importante en estos proyectos”, resaltaban ayer desde Visesa para explicar la razón por la que el proceso transcurre, de momento, sin mayores problemas o escollos, más allá de la complejidad de proyecto en sí. Por su parte, la asociación de vecinos Errota Zaharra está satisfecha por cómo se está cimentando el plan. El empeño de su presidente, César Caño, es que los residentes de Coronación no vean la rehabilitación como “un politiqueo más”, y por ello han exigido, y así se les ha garantizado, que a la exposición municipal a los vecinos asistan todos los partidos con presencia en el Ayuntamiento. “Nosotros lo primero que dijimos hace un año es que si algún partido se metía nosotros dejábamos el asunto, y si nosotros lo dejamos no se podía pedir la subvención a Bruselas. Se trata de que los vecinos vean que simple y llanamente es una inversión para el barrio”, aseguró ayer.

Caño considera encarrilado el tema de la rehabilitación de las viviendas y las subvenciones -a falta de los estudios que concretarán costes y ayudas, en breve será una cuestión que cada particular deberá gestionar por su cuenta-, y ahora Errota Zaharra quiere que el Ayuntamiento empiece a trabajar en la reurbanización de un barrio “en el que nunca se ha hecho nada. Hay que aprovechar -señaló Caño- ya que los vecinos van a hacer un esfuerzo económico, para que las dos cosas vayan a la vez y el barrio quede presentable, bonito y atractivo para el comercio, porque cada vez se cierran más establecimientos”.

En todo caso los vecinos están satisfechos hasta la fecha con el desarrollo del proyecto y la información que se les está facilitando. En ese sentido, el pasado día 21 miembros de Errota Zaharra acudieron junto con representantes institucionales a la oficina de la calle Pintorería, una instalación que les gustó por su cercanía al barrio y su accesibilidad. “Nos convenció; tiene baños adaptados, fácil acceso para gente de movilidad reducida, y además cuenta con una sala en la que se pueden reunir comunidades de vecinos y otra más pequeña para atender individualmente a cada vecino”, explicó Caño con respecto a una oficina en la que trabajarán tres personas. Los vecinos veían problemas en la idea inicial de instalar la oficina en el centro cívico Aldabe, pues probablemente estaría en el segundo piso y sería mucho más incómoda para la gente que va en silla de ruedas.

Los vecinos agradecen además que en el díptico se reconozca a Errota Zaharra como parte activa del proyecto. “Es un detalle, estamos invirtiendo muchas horas y además es importante que los vecinos vean que la asociación está involucrada”, afirmó el presidente del colectivo.

También desde Visesa se quiso ayer agradecer la colaboración del movimiento vecinal y su “predisposición para que los vecinos se animen a participar en el proyecto”, ahora que todavía en el barrio no se dispone de información certera. “Antes de responder ante los vecinos tenemos que terminar de cerrar los estudios pendientes y de concretar todo”, afirmaron fuentes de la empresa pública.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?