-->

cropped-rafa1.jpg
Agur eta ohore Rafa. Zu Alde Zaharrean bizirik!!!
Posted on 2014/02/08 por lagenterula
El peleón vecinal con más casta que ha tenido y tiene el Casco Viejo gasteiztarra

Rafa se nos ha ido, pero como todo lo suyo para con el Casco, lo ha hecho delicadamente, sin protagonismos ni alharacas, casi sin que nos demos cuenta. Todavía el pasado día 1 le veíamos disfrutar en la inauguración de las nuevas instalaciones de la Escuela del barrio, viendo a las gentes menudas corretear y dar vida al barrio, mientras aprovechaba para aportar sugerencias e ideas de cómo seguir avanzando en pos de la construcción de la comunidad vecinal del barrio. Podríamos decir que lo ha hecho casi casi a traición, pues en el barrio estábamos pensando en qué hacerle el próximo 8 de marzo cuando iba a cumplir 90 primaveras. Tal vez ha querido evitar un nuevo homenaje del barrio, pues así era Rafa, peleón y comprometido con el barrio hasta el final, pero enemigo de relumbrones y personalismos que sólo sirven para engordar egos. Y él no se alimentaba de eso, prefería el calor de las gentes en su relación vecinal.
cropped-rafa2.jpg
Rafa se nos ha ido, pero ni mucho menos nos deja solas ni huérfanas (y mucho menos a ti Blanki, un beso enorme de todo el barrio), pues nos deja todo un tesoro de testimonio vital de lo que es entrega por la causa vecinal en nuestro barrio. Y no es una frase hecha. Por eso, por no ponernos a homenajear a quien no le gustaba ese protagonismo, y por colaborar a que el tesoro que nos deja esté al alcance de cualquier, valga la recopilación de algunas de sus palabras y sus declaraciones públicas en los últimos años que ofrecemos en el documento adjunto. Toda una enciclopedia vecinal de la que seguir sacando enseñanzas para el compromiso vecinal, enciclopedia escrita con la voz y el testimonio de quien en los últimos cuarenta años más se ha preocupado, más ha defendido y más ha luchado por el presente y el futuro del Casco Viejo.

Sirvan como resumen de esas enseñanzas los “diez mandamientos” que él escribió hace ahora 4 años:
Diez mandamientos para la “vieja almendra”

Rafael Ruiz de Zárate – DNA Lunes, 15 de Febrero de 2010

1º. Amar al barrio más como vecino que como técnico.

2º. No jurar y prometer en su nombre en vano.

3º. No santificar sus fiestas medievales sino tratar de hacer una fiesta de él.

4º. Honrar a sus vecinos y moradores atendiendo sus necesidades.

5º. No matar su vida social, escolar y cultural.

6º. No fornicar ni cometer tampoco actos contrarios a la moral de sus necesidades.

7º. No hurtar a los jóvenes su derecho a una vivienda social en él.

8º. No levantar falso testimonio ni mentir sobre lo que se ha hecho o se piensa hacer.

9º. No desear las viviendas de los demás para desenterrar las viejas piedras de su historia porque ésta, como la anterior, siguen escribiéndola sus gentes.

10º. No codiciar a costa de él glorias y honores fútiles, porque el mayor premio, es saber servir solamente como deber.

Hace ahora año y medio cuando el barrio le dedicó un acto de reconocimiento entre todas las gentes cercanas y amigas escribimos un libro en que dejar recogido ese reconocimiento y cariño. Lo que entonces como Egin Ayllu le escribimos sigue siendo lo que permanece en nuestro sentir más profundo:

Rafa, tú ya sabes que la gente de Egin Ayllu no somos partidarias de creer en mitos y héroes, ni en fomentar líderes o ídolos, ni tan siquiera en potenciar personalismos mediante homenajes… Y rápidamente nos dirás: ¿y entonces por qué leches participáis en esto?

Sencillamente Rafa, porque esto no es un homenaje. Es algo mucho más valioso. Es un reconocimiento público y, sobre todo, una demostración de cariño.

Rafa, cuántas veces nos has dicho lo que en los últimos años has aprendido de “la gente joven”, y cómo te habían demostrado que la acción directa, la calle, son herramienta mucho más válidas que los despachos. Pero esa “gente joven” nunca hemos sabido decirte a ti lo que para nosotras significa (ánimo, apoyo, energías, impulso) ver que alguien como tú, con tu historial vecinal peleón y reivindicativo a cuestas, hayas sabido escucharnos y atendernos primero, entendernos y apoyarnos después y, finalmente pasar a ser (así te sentimos) uno de “esos jóvenes”, uno de los nuestros. Que alguien con tus años sea capaz de hacer todo eso, con la ilusión, el ánimo y la entrega que tú lo está haciendo, para nosotras está siendo una de las principales satisfacciones y, sobre todo, motor de energía para seguir apostando por una lucha vecinal en la que tenemos muy claro (a través tuyo lo hemos aprendido) que la jovialidad, la ilusión y la apuesta decidida por El Casco no saben de partidas de nacimiento, sino de compromiso, terquedad, constancia, empeño y esa gran capacidad que tú tienes para estar abierto a trabajar con quien quiera que esté dispuesta a intentar mejorar este barrio.

Rafa, dando la cara siempre que te lo pedimos, nos has evitado un montón de multas, nos has conseguido un sin fin de permisos, nos das seguridad y consistencia en nuestro trabajo, pero, sobre todo, con tu testimonio de implicación personal en lo que hacemos. nos aportas ante el resto del barrio un testimonio y una credibilidad imprescindibles para seguir creciendo como movimiento vecinal. Tu sola imagen tomando parte en cualquiera de los auzolanes, ruedas de prensa y tantos otros actos, de cara al vecindario, que es lo que a todas (a ti y a nosotras) realmente nos importa, han servido, sirven y servirán mucho más que 100.000 sesudos y fríos panfletos que repartamos o buzoneemos por las calles del barrio.

Rafa, estas líneas son para decirte sencillamente que te queremos. Que vibramos de emoción cuando te vemos remangarte a cortar hierbas en Etxauri, a tirar muros en Bolo-bolo, tomando parte en el Eskola Eguna o enterándonos de cómo les cantas las cuarenta cada vez que tienes oportunidad a esos politicuhos y demás calaña que no se preocupan del barrio. Esas sensaciones y emociones, esas lecciones vitales de quien no va de maestro, Rafa, tienen el valor incalculable de habernos hecho aprender parte de dónde está lo verdaderamente importante y, sobre todo, han hecho crecer en nosotras un sentimiento hacia ti que, más allá de admiraciones y respetos, hacen que te sintamos completamente cómplice, y una de las nuestras. Sencillamente Rafa, volvemos a decírtelo: te queremos. Bihotz-bihotzez mila eker, eta guztion artean goiari eusten, Alde Zaharra Bizirik.

Egin Ayllu

Un te queremos enorme hacia alguien que se ha ganado para siempre nuestros corazones Por todo ello una parte de Rafa se nos ha ido, pero otra va a seguir creciendo con el barrio. Porque aunque su cuerpo ya no esté entre nosotras, nos queda su testimonio vital y vecinal; y su continua llamada a la organización y compromiso social. Quienes queremos a Rafa y creemos en el barrio que él soñaba y en el compromiso y la lucha necesarias para hacerlo realidad, lo tenemos muy claro: Rafa seguirá entre nosotras en cada grito en apoyo y defensa a su/nuestro Casco Viejo. Rafak bizirik jarraituko du gure Alde Zaharra bizirik! bakoitzarekin. Gora Rafa, Gora Alde Zaharra bizirik!!!!!!

Testimonios de Rafa

El peleón vecinal con más casta del Casco Viejo

La recopilación de textos y declaraciones de Rafa que a continuación ofrecemos, no pretende ser ni exhaustiva ni completa (y aún así veremos cómo son muchas y variadas sus intervenciones), su único objetivo es el de que el vecindario tengamos a mano un amplio ramillete de testimonios vitales de lucha vecinal que Rafa nos ha dejado en palabras. En ellas, junto con la continua dedicación a las cuestiones sociales, podemos ver también su evolución, otra de las cosas maravillosas de Rafa, su capacidad para aprender constantemente y abrirse a nuevas formas de lucha, protesta y reivindicación. Y de la mano de esa evolución, su desconfianza y recelo de las instituciones creciendo al mismo ritmo en que Rafa recuperaba su confianza en la gente joven del barrio (para él, desde sus 90 años, ser joven era tener menos de 65) y, como a menudo nos repetía, descubriendo mucho más efectiva la desobediencia civil que el trajineo de moquetas y despachos. Todo ello sin olvidar otra de sus grandes pasiones: impulsar la actividad deportiva entre la gente joven del barrio, siempre convencido de que es una herramientas ideal para hacer surgir comunidad vecinal.

Sabemos que no se puede reducir a palabras el testimonio del peleón vecinal con más casta del Casco Viejo gasteiztarra, pero valgan éstas (sus palabras) para que ese testimonio permanezca y sigamos todas pudiendo aprender de él. Berriro diogu Rafak bizirik jarraituko du gure Alde Zahar bizian! bakoitzarekin. Gora Rafa, Gora Alde Zaharra bizirik!!!!!!

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?