-->

Archivo de Noticias de Noviembre de 2013

Asociaciones vecinales piden ayuda ante una presión fiscal “inasumible”

Notici enviada por Errota Zaharra el 28 de Noviembre de 2013

El Diario Norte / Euskadi / Álava

Éste es el artículo publicado por el diario digital del encabezamiento

Varios representantes de colectivos vecinales aseguran que cada vez son más las familias de Vitoria que no pueden asumir el pago de impuestos junto al resto de gastos cotidianos.

El movimientos asociativo inicia el próximo 2 de diciembre una campaña informativa interbarrios para sumar apoyos y forzar al Ayuntamiento a actualizar el IBI cuya última revisión se realizó en en 2005.

Recaudan fondos para demandar al Ayuntamiento, que implica un desembolso de más de 2.000 euros, en el caso de que el Gobierno municipal rechace su propuesta de bajar el tributo por los bienes inmuebles.

Las familias sin ingresos que no pueden afrontar el pago de los impuestos llaman a diario a la puerta de las asociaciones vecinales en busca de apoyo según han relatado sus portavoces a eldiarionorte.es. Se acercan a estos colectivos para encontar la comprensión, el consuelo y la ayuda necesarios para sobreponerse a un día a día muy difícil de afrontar en circunstancias tan adversas. “A los partidos políticos, que no paran de repetir lo de aplicar el principio de la progresividad en los impuestos, no se hacen cargo de la dificilísima situación de tantas y tantas familias en Vitoria. Las facturas no dejan de llegar en casas donde no entra dinero. Apenas les llega para pagar la luz, el agua, la calefacción y el plato diario sobre la mesa. El pago del resto de los impuestos es inasumible para estas personas, aunque se congelen las tarifas. Es necesario reducirlas”, reclama Guillermo Perea, de Zazpigarren Alaba Auzo Elkartea. Junto a él comparecían hasta siete portavoces de diferentes asociaciones vecinales de Vitoria, Gasteiz Txiki, Errota Zaharra, Betiko Gasteiz, Judimenkikoak, Barenkale, Bizigarri y Erreka Txiki. Todos comparten la preocupación sobre el número creciente de vecinos que, por dificultades económicas, no llegan a fin de mes y se sienten axfisiados por los impuestos. “Nosotros lanzamos un grito en su nombre porque parece que nadie les oye. Las ayudas- que no todos las reciben por los motivos que sean- no les llegan y algún día, ante la desesperación, van a estallar”, advertía Perea.
Se acumulan las facturas en casas donde no entra dinero

Estas agrupaciones con el objeto de rebajar la presión sobre las familias se han embarcado en una campaña para forzar al Ayuntamiento a rebajar y actualizar el Impuesto de Bienes Inmuebles, como ya avanzó el diarionorte.es. Ya han redactado y registrado hasta siete alegaciones en nombre de cada asociación al proyecto presupuestario del próximo 2014 y en relación al cobro del IBI. Consideran que este tributo, que no se actualiza desde el año 2005, debe someterse a revisión para ajustarse a la depreciación del valor de las viviendas de entorno a un 40%. “Todos estos años nos han estado cobrando más, entre 100 y 200 euros por vivienda. Nos roban a la cara. Ahora los propios grupos municipales, excepto el PP que no se ha pronunciado a este respecto, entienden la necesidad del ajuste. Que se impliquen y que insten a la Diputación a ejecutarla como marca la ley. Mientras llega, que apliquen una reducción de al menos el 10% como medida compensatoria”, insiste Perea. Las asociaciones ya advirtieron que si el Ayuntamiento no cede le demandarán en los tribunales. Cuentan con los servicios de un despacho de abogados que les asesora y presentará, en caso necesario, la demanda ante el contencioso administrativo.

La próxima semana inician una ronda informativa interbarrios para recabar apoyos entre el resto del movimiento asociativo de la ciudad. También se reunirán con otros colectivos, como los comerciantes, que se ven afectados por este desfase en el IBI que pagan por sus locales. Trabajan en paralelo en la recaudación de fondos para pagar las costas judiciales del proceso que implican un desembolso de más de 2.000 euros en caso de personarse como asociación.