-->

Desde el lunes los vecinos del barrio gasteiztarra de Errota disfrutan de unas fiestas «pensadas por y para el barrio». Hoy, a las seis de la tarde, con la bajada de Errotarri, «un murciélago llegado desde las cuevas de Mairulegorreta», las fiestas cogerán impulso para hacer frente al fin de semana. Gargantúa, campeonato de mus, ginkana o un concurso gastronómico con la patata como ingrediente estrella son algunas de las muchas actividades programadas.

El barrio de Errota de Gasteiz disfruta desde este lunes de sus fiestas pensadas «por y para el barrio». Un amplio programa de actividades de diferente índole viene desarrollandose durante toda la semana, y se espera que el plato fuerte del fin de semana coloque la guinda a las fiestas.

Los vecinos de este barrio de la capital alavesa llevan muchos años celebrando sus fiestas. Durante los meses anteriores, desde la asociación de vecinos Errota Zaharra se crea y se gestiona una comisión de fiestas en la que también participan otros colectivos y asociaciones que trabajan en el barrio.

Para gestionar las fiestas, además de una subvención que el Ayuntamiento propina a los distintos barrios de la ciudad, la comisión también busca sus propias fuentes de financiación. Según explica Ibon, miembro de la comisión, las aportaciones que realizan los pequeños comercios del barrio «son otra manera de financiar las actividades festivas».

El murciélago de «Mairu»

Bien es conocido que en Gasteiz un muñeco de trapo llamado Celedón es el encargado de dar por comenzadas las fiestas patronales el 4 de agosto. En Errota también cuentan con su propio predicador, aunque éste se llama Errotarri y más que anunciar el comienzo de las fiestas, que empezaron el lunes, llega al barrio para animar el ambiente.

Cuentan en Errota, que durante el año el murciélago Errotarri se refugia en la tranquilidad de la misteriosa cueva de Mairulegorreta, ubicada en el majestuoso monte Gorbeia. Una vez al año, sin embargo, Errotarri decide agitar sus ligeras alas hasta llegar al barrio gasteiztarra. Hoy, a las seis de la tarde, Errotarri aterrizará en la plaza Santo Domingo para deleitar con su bajada a los asistentes. A la misma hora y en el mismo lugar, tras el pregón de fiestas, los más golosos disfrutarán de una chocolatada junto a la compañía de los cabezudos. Después será el tiempo de la batukada, verbena y fuegos artificiales. A las 23.00, Txan Magoa actuará en la plaza Kutxa.

Mañana, Gazte Eguna

Mañana, con el chupinazo de las 11.30 en la plaza Ciudadela, serán los jóvenes quienes cobren protagonismo. El Gargantua y los hinchables estarán esperando media hora más tarde en la plaza Kutxa, desde donde partirá también una fanfarre, que se encargará de animar las calles.

Con el lema «Patat-eroak», a las 12.00, dará comienzo en la plaza Kutxa un concurso gastronómico en el que participarán más de una decena de grupos. La norma indispensable del concurso será que los platos que se elaboren lleven el ingrediente estrella: la patata. Tras la entrega de premios, a las 14.30, los comensales gozarán de una comida popular. Después, nada mejor que un campeonato de mus para bajar la comida.

Para las 18.00, los jóvenes han organizado una ginkana que abarcará las distintas calles del barrio. A las 22.30, tras la cena, en la plaza Kutxa, actuarán varios grupos musicales. Harrika, Lorebeltz y Egurra Ta Kitto serán los encargados de amenizar la noche. Pero para quienes prefieren los ritmos más electrónicos la cita será a las 02.00 en la sala Jimmy Jazz.

Las fiestas de Errota llegarán a su fin el domingo a las 19.00, cuando Errotarri emprenda su viaje de vuelta a Mairulegorreta.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?