-->

Hoy, a las 19.00, desde la Plaza Bilbao, una manifestación reivindicará la participación ciudadana en los proyectos estratégicos, un estudio de posibles alternativas y que la afección al parque de Arriaga sea nula. A la marcha convocada por la Plataforma SOS Arriaga -conformada por 37 colectivos de diversa índole- acudirán partidos y sindicatos como ELA, LAB, izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna, Ezker Batua, PP, Alternatiba y Aralar.

El proyecto de la estación intermodal y del soterramiento del ferrocarril en Gasteiz están demostrando que el modelo de ciudad promovido por el Ayuntamiento no coincide con las necesidades de los vecinos. Los ciudadanos reclamarán hoy en la calle la participación vecinal en proyectos estratégicos como es éste.

El proyecto del soterramiento del ferrocarril y la estación intermodal está dando de qué hablar, y mucho, entre los gasteiztarras. Hacía tiempo que la ciudad no conocía un proyecto de tal envergadura, en el que de realizarse con responsabilidad podría suponer una mejora para todos los ciudadanos. Precisamente, más allá de elegir una estación bonita o moderna, lo que realmente está en juego es la oportunidad de construir un modelo de ciudad que se adecúe a las necesidades de sus habitantes.

No obstante, el gabinete de Patxi Lazcoz, con la complicidad del grupo municipal del PNV, parece haber olvidado que lo fundamental pasa por responder a las necesidades de los gasteiztarras y se empeña en llevar a cabo un proyecto que sólo conllevaría robar una superficie de cuatro campos de fútbol al parque de Arriaga.

Hasta la fecha, todas las decisiones relacionadas con este proyecto se han tomado de espaldas a la ciudadanía. Se ha negado y dificultado la participación ciudadana en un proyecto que no cuenta con ningún respaldo social. Muestra de ello es que el 27 de noviembre del pasado año, PSE y PNV rechazaron en el Ayuntamiento la petición de realizar una consulta popular. La guinda al pastel se la pusieron en marzo, cuando las 450 alegaciones presentadas por formaciones políticas y colectivos sociales, sindicales, vecinales y ecologistas fueron rechazadas.

Aprovechar el trazado actual

Hace más de un año que sobre la mesa se encuentra la propuesta de la izquierda abertzale, una alternativa que además de aprovechar la línea férrea actual, «no roba ni un sólo mordisco» al parque de Arriaga, uno de los pulmones más verdes de la ciudad. Aprovechando el trazado actual, la longitud del túnel de las vías soterradas disminuiría de 6,8 a 5,5 kilómetros de longitud.

Los independentistas defienden que soterrar el ferrocarril bajo el actual trazado permitiría la nula afección a las zonas verdes ya consolidadas y garantizaría que los suelos liberados pudieran convertirse en un corredor verde que una el este de la ciudad con el oeste por el sur. «Verde porque así, se evitaría que los terrenos liberados se conviertan en suelos ansiados por promotores ávidos de construir más viviendas» en uno de los corredores más céntricos de la ciudad.

Una estación intermodal en el solar de Renfe permitiría, además, contar con un centro de comunicaciones que posibilita la movilidad en tren, autobús urbano e interurbano, tranvía y bicicleta; también discriminaría el uso del vehículo privado, según explican los defensores de esta alternativa.

El proyecto que plantea el Consistorio ronda ya los casi 500 millones de euros, aunque los estudios que ellos mismos han encargado concluyen que el origen y destino mayoritario de los actuales y de los potenciales usuarios del transporte público se encuentra en la zona centro y universidades. Por ello, resulta poco comprensible que la estación se coloque en el otro extremo de la capital alavesa. Al respecto, Ibon San Saturnino, portavoz de Gasteiz Hamaika, opina que este proyecto de infraestructura refleja «el choque entre el modelo de ciudad que promueve el Ayuntamiento y las necesidades de los gasteiztarras».

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?