-->

«A base de parches». Así asegura el grupo municipal del PNV que se intentan arreglar las continuas goteras que sufre el centro cívico Aldabe y que obligan, cada cierto tiempo, a colocar «cubos para recoger el agua». «No sólo es incómodo, sino también peligroso porque pueden producirse caídas en zonas de abundante tránsito», advirtió Ainhoa Etxebarria, concejala nacionalista en el Ayuntamiento vitoriano.
La edil recalcó que no se trata de una situación nueva en el centro, donde se han acometido «obras de reparación» sin alcanzar «un resultado satisfactorio» que pusiera fin al problema. «Al parecer, el origen está en que la cubierta es una terraza que, al acumular el agua de lluvia, origina las goteras», especificó Etxebarria tras indicar que las filtraciones se centran estos días «en la entrada, la sala de encuentros y el pasillo» que une las piscinas con el área deportiva.
Falta de mantenimiento
Pero Aldabe no es, a juicio de la jeltzale, el único inmueble municipal con «reparaciones pendientes» desde hace tiempo. «Las instalaciones requieren labores de mantenimiento para que la calidad en el servicio no se vea mermada. No se trata sólo de construir edificios si luego no somos capaces de mantenerlos», zanjó.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?