-->

La polémica surgida en torno a la torre de telefonía fija levantada por sorpresa y sin licencia de obra en una caserío de la Junta Administrativa de Ali ha vuelto a reavivar la polémica de la sociedad vitoriana sobre un tema siempre controvertido. Para muestra, la campaña lanzada por el colectivo ciudadano denominado Antenarik ez Gasteiz para instar al Ayuntamiento a que regule «de un forma saludable» la normativa por la que se rige la ubicación y colocación de este tipo de infraestructuras. «Hay que tener en cuenta variables como la potencia y la distancia de emisión porque están proliferando de forma descontrolada», advierten.
Su lucha no es contra las antenas, sino contra la forma en que se colocan. Aseguran, en este sentido, que en Vitoria no se cumplen las recomendaciones establecidas por la UE sobre unos niveles de emisión que según estudios científicos «pueden producir cáncer,cataratas, alteraciones del comportamiento, alteraciones del sueño, aumento de la predisposición a la aparición de tumores, dolor de cabeza, irritabilidad nerviosa, presión arterial alta, arritmias cardíacas, …».
Además de una dirección de correo electrónico (antenarikezgasteiz@yahoo.es), este colectivo ha habilitado una línea de teléfono (945 268143) para intentar recabar apoyos en su particular lucha.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?