-->

«No estamos en contra de todo el proyecto, pero sí de algunas actuaciones». Con esta idea en la cabeza, Eduardo Cervera, presidente de la federación de asociaciones de vecinos de Álava (Fava), y otros miembros de la agrupación se reunieron ayer con los técnicos municipales para debatir sobre el Plan de Movilidad. «Su objetivo es ganar espacio para el peatón, pero lo ponen como excusa para hacer cualquier cosa», criticó.
El responsable de la Fava mostró su clara oposición a determinados detalles de la propuesta, como el incremento de las tarifas de la OTA. «No se puede subir de golpe sino que convendría hacerlo de forma paulatina, y siempre que haya soluciones previas de aparcamiento», indicó.
Nuevas líneas
El transporte público se presenta como otra de sus preocupaciones. Cervera se quejó de la «insuficiente» apuesta por esta red y por decisiones como dejar «algunas zonas donde la gente está acostumbrada a moverse en autobús» sin líneas de Tuvisa.
«Se quiere blindar el centro al tráfico y los vecinos necesitan cierta flexibilidad», advirtió. Los residentes en calles como General Álava se encuentran a diario con problemas a la hora de, por ejemplo, «realizar una mudanza».

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?