-->

La plataforma en defensa del parque de Arriaga, con el respaldo de EA propuso ayer blindar el jardín más grande de la ciudad para impedir que en el futuro se puedan aprobar proyectos que afecten a la zona verde como la fallida construcción de un hotel y una torre de oficinas junto a la futura estación de autobuses que, finalmente, no irá bajo tierra como el gobierno de Patxi Lazcoz anunció.

El edil Antxon Belakortu refirió a la decisión del Ayuntamiento de no construir una terminal soterrada junto al parque de Arriaga por el elevado coste que supondría la obra (cien millones de euros). En su lugar, la Corporación municipal baraja edificar dársenas en superficie que, según dicen, también garantizarán la intermodalidad de la infraestructura, ya que más adelante se tiene pensado levantar en ese mismo lugar el apeadero de tren al que llegarán los ferrocarriles de alta velocidad. “Debe desterrarse para siempre la posibilidad de edificar en el parque para que superada la crisis económica no nos sorprendan con algún proyecto de este tipo”, indicó.

En el mismo sentido se pronunció el portavoz de la plataforma, Ángel Lamelas, que se mostró preocupado a la par que contento, ya que el proyecto se ha desechado por falta de dinero y no por convicción, lo que, en su opinión, deja la puerta abierta a futuros cambios de parecer.

En cualquier caso, tanto Lamelas como Belakortu coincidieron en que ahora se dan las condiciones para llegar a realizar el proyecto que ellos han defendido siempre, una estación de autobuses “digna”, que dé respuesta a las necesidades de Vitoria y que tenga una afección cero sobre el parque. El portavoz vecinal hizo también un llamamiento a los grupos de la oposición para que no hagan demagogia porque el PSE, por lo menos, ha salido a reconocer los problemas, pero no se puede olvidar que el resto de fuerzas de la oposición “ha apoyado al ejecutivo de Lazcoz en este camino”.

de la calle francia a lakua La construcción de la estación de autobuses lleva camino de convertirse en un culebrón más de Vitoria. Hace más de una década que se derribó la terminal de la calle Francia para construir Artium y los autobuses se trasladaron de forma provisional al actual emplazamiento de Los Herrán. Un espacio pequeño que no cumple las condiciones adecuadas para recibir a los visitantes que llegan a Vitoria en autobús. A menudo no hay sitio para que los autocares paren, lo que obliga a los conductores a estacionar en doble fila provocando atascos en esta céntrica vía. Para paliar esta situación se apostó por levantar una nueva estación en el parque de Arriaga, soterrada, y sobre el actual parking un hotel y oficinas con las que financiar el proyecto.

Pero la crisis ha dado al traste con estas expectativas, ya que no es el mejor momento para vender oficinas, así que el Ayuntamiento ha tenido que dar marcha atrás, dando sin querer la razón a los miembros de la plataforma que desde el principio han defendido la construcción de la intermodal, pero no de inmuebles añadidos que resten terreno al parque de Arriaga. Lazcoz sigue manteniendo que la terminal estará lista en un par de años o tres. >dna

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?