-->

Correo Amvisa aprovechará que buena parte de Vitoria estará levantada en los próximos meses para acometer una profunda renovación de la red de abastecimiento de agua. El objetivo es cambiar las tuberías de fibrocemento -las más antiguas y con poca vida útil- por otras de material dúctil, más resistentes a los cambios de presión y a los reventones. De hecho, 184 de los 681 kilómetros de conducciones de agua que hay repartidas por la ciudad aún son de fibrocemento.
El plan aprobado por Amvisa prevé renovar la red en nueve calles y una buena parte del barrio de El Pilar, para lo que invertirá más de 600.000 euros. En una primera fase se acometerán las obras entre Portal de Arriaga y Paraguay, en el El Pilar. Comenzarán en marzo y concluirán tres meses después.
Al mismo tiempo se iniciarán los trabajos en cinco de las arterias previstas en el programa de actuaciones. Se trata de Herminio Madinabeitia, Portal de Villarreal, Heraclio Fournier, un pequeño tramo de Polvorín Viejo y Portal de Arriaga, entre Reyes Católicos y la rotonda de Juan de Garay. «Las obras se llevan a cabo en colaboración con Urbanismo. Así, cuando se abren calles aprovechamos para cambiar las tuberías en donde sea necesario», relató Juan Manuel Bully, presidente de Amvisa.
En una segunda fase se acometerá la renovación de la red en las cuatro vías restantes: Prado, Sancho el Sabio. Ricardo Buesa y Portal de Gamarra, entre Zaramaga y la Avenida del Cantábrico. El procedimiento será el mismo: esperar a que comience la remodelación de estas calles, prevista en los fondos estatales del Gobierno Zapatero, para cambiar las conducciones. «Va a ser un año difícil por lo que vamos a trabajar de forma coordinada con otros departamentos para que las molestias sean las mínimas», agregó.
Además, en los próximos días concluirán los trabajos en la calle San Prudencio, que podrá contar por fin con tuberías de material más moderno. Esta arteria del centro de la ciudad ha sufrido numerosos reventones debido al mal estado de las conducciones de agua.
Pantano, al 85,7%
Amvisa también renovará la red en la ladera este del Casco Viejo gracias a la reforma que se va a realizar en calles como Pintorería o Cuchillería. Estas actuaciones forman parte del plan de revitalización del Casco Medieval.
Bully anunció, asimismo, que el pantano de Ullíbarri-Gamboa se encuentra al 85,7% de su capacidad, con lo que está garantizado el suministro para los próximos diez meses. El nivel, en cualquier caso, puede aumentar en los próximos días ya que a partir del fin de semana se prevé la entrada de un frente que dejará bastante lluvia.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?