-->

Correo La oposición de una parte de los vecinos no impedirá que se haga el aparcamiento subterráneo de la plaza de Amárica, que empezará a desmontarse «en marzo» para que entren las excavadoras. El concejal de Urbanismo, Juan Carlos Alonso, recordó que la empresa ha encargado el estudio de estabilidad de los edificios colindantes «y ha visitado más de un 50% de las viviendas de los nueve portales. El resto de vecinos no han facilitado la labor, pero durante las obras se controlarán posibles movimientos con un sistema topográfico digital».
Por otro lado, el Ayuntamiento aprobó otro trámite urbanístico para intentar «desbloquear» el polígono de José Mardones, aunque el rediseño de los proyectos provocará que las obras «no empiecen este año».

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?