-->

DNA La asociación de vecinos del Casco Viejo Gasteiz Txiki informó ayer del “hartazgo y rabia” del barrio con respecto a la actuación que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Vitoria y la Agencia de Renovación Urbana.

El colectivo explicó que hay varias actuaciones que están dispuestos a llevar a cabo para que se mejore el trato a una de las áreas más antiguas de la ciudad. En primer lugar, informó de la indignación existente en la agrupación por el tema de la instalación de las antenas ilegales, que la comunidad ya denunció en su día y que, lejos de ser investigada en condiciones, consideran que ha sido ignorada. “Denunciamos la pasividad del Departamento de Medio Ambiente que, en vez de castigar al causante de los daños, permite que estas cosas se silencien”, señaló.

También denunció el hecho de que el concejal José Manuel Bully le acusara de que ciertos vecinos hayan recibido amenazas para que no instalen antenas en sus casas. Por ello exigió una rectificación y las correspondientes disculpas. En caso de no ver satisfechas sus demandas advirtieron que pedirán “su dimisión como concejal de Protección Ciudadana”.

También anunció que pedirá la comparecencia del responsable de la Agencia de Renovación Urbana, Gonzalo Arroita, en la próxima comisión de urbanismo “para que explique los globos sonda para el barrio”, así como que el nuevo encargado de dinamizar la zona, Javier Lobato, les informe en unas asamblea vecinal sobre la actuación que prevé en el barrio.

Gasteiz Txiki denunció, además, la situación de algunas zonas concretas del vecindario en las que faltan pivotes o hay socavones desde hace más de un año.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?