-->

DNG La asociación de vecinos Egia Bizirik organiza unas jornadas sociales con motivo de la crisis económica en un intento de informar al ciudadano y resolver el “temor y la inquietud que notamos en la gente”
T ENÍAMOS una clase de fotografía de un cursillo que hicimos y el último día nos fuimos todos a tomar algo y el tema que salió fue el de la crisis”, confiesan Antxoni Muñoz y Maru Rizo, dos veteranas implicadas dentro de la asociación vecinal Egia Bizirik, que organiza estos días en la casa de cultura del barrio unas jornadas dedicadas a la crisis económica. Esta novedosa iniciativa vecinal parte de una reflexión: “¿Qué puedo hacer por mis vecinos, que esté en mi mano, para afrontar una crisis económica mundial como ésta?”.

Unas jornadas que finalizan hoy mismo con un debate popular: Los más afectados por la crisis: jóvenes, mujeres e inmigrantes . Será el colofón a tres días de instrucción, cuyo plato fuerte se ventiló ayer con la charla de la economista Nekane Jurado, del colectivo Elkartzen: Entender la crisis . La ponente, ante unos oyentes inusuales, hizo una exposición sobre la situación antes de abrir el turno de preguntas ante el medio centenar de asistentes. Las inquietudes de los ciudadanos salieron a relucir. ¿Podré pagar mi hipoteca?

Las jornadas económicas comenzaron el lunes con la proyección de la película La cuadrilla , dirigida por Ken Loach (Reino Unido, 1936), que trata sobre el deterioro laboral. Una película que terminó con una charla. “Nos costó empezar porque al principio nadie se atrevía a hablar, pero luego la gente se animó y se nos quedó corto porque cerraban el centro cultural”, reconocen Maru y Antxoni.

información de primera mano

“Quiénes son los más frágiles?

Desde Egia Bizirik, con humildad, admiten que esta iniciativa “va más allá de lo que nos atañe, pero, a la vez, vemos que nuestros vecinos están preocupados por la crisis y nos parecía que era buena idea darles información de primera mano y ver que es esto de la crisis. Detectar quiénes son los grupos más frágiles”, afirma Maru.

Juan Mari Jauregi, otro miembro de Egia Bizirik, apunta que “otra de las cosas que se comentó fue la necesidad de la solidaridad de los trabajadores. Es fundamental en periodos de crisis y destrucción de empleo”.

“Queremos saber cómo puede influir la crisis en la economía del ama de casa”, pregunta Antxoni. “¿Cómo repercute la crisis mundial en la economía del barrio?, añade Maru, mientras que Juan Mari apunta que lo que nosotros podemos hacer ante esto es “informar y concienciar a la gente. Es importante que la gente se plantee estas cuestiones”.

información y solidaridad

“Queremos hacer de altavoz”

Para Jauregi, “además de informar, la solidaridad también es importante. Queremos servir de altavoz para quien lo necesite. Si detectamos una situación grave en alguna empresa del barrio, queremos ser su voz, ayudarle”.

Antxoni afirma que “son nuestros hijos los que lo van a sufrir la crisis”. Más aún. “Estamos en un punto en el que, al que le toca, le toca, pero llegará un momento en el que esa línea divisoria no va a ser tan clara”, añade Maru. “Lo que noto en la gente del barrio -concluye Juan Mari- es temor. Incertidumbre”.

Si todo esto les da qué pensar, hoy tienen una nueva oportunidad. La última. En la casa de cultura de Egia, a las 19.30 horas. La crisis es cosa de todos.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?