-->

Correo La escuela-taller que está llamada a formar a personas en distintos oficios relacionados con la restauración y la construcción, y, a la vez, a rehabilitar el Casco Medieval, tiene ya rostro. El Ayuntamiento ha adquirido por fin a las monjas dominicas sus locales situados en los números 23-25 de San Vicente de Paúl y en el 94 de Pintorería por cerca de 900.000 euros.
La Agencia de Renovación Urbana tiene previsto ahora sellar un convenio con el Departamento municipal de Promoción Económica y con el INEM para que un grupo de entre quince y veinte personas empiece a formarse en el primer trimestre del próximo año en pintura arquitectónica. El objetivo es que, durante la primavera, esa primera hornada de estudiantes inicie la recuperación interior y exterior de la futura escuela, que lucirá un frente único.
Bautizada como Centro de Oficios de la Ciudad Histórica, emprenderá su andadura oficial el próximo curso. Tal y como adelantó EL CORREO el pasado agosto, a partir de entonces ofertará tres tipos de estudios. Serán los de obras de fachadas, que incluye estucado, policromías, molduración y albañilería; ebanistería, centrada en la creación de muebles; y hierro forjado, orientado sobre todo al mobiliario urbano.
Mano de obra económica
El Ayuntamiento pretende formar en estas disciplinas a un centenar de personas, que aplicarán los conocimientos aprendidos en en los edificios y calles del propio barrio. Y es que el objetivo fundamental de este proyecto es proporcionar una obra de mano especializada y económica al deteriorado ‘casco’.
Esta iniciativa está inspirada en otra similar que se llevó a cabo en León. En 1987, la ciudad castellano-leonesa impulsó el hoy llamado Centro de los Oficios. Propulsado por la máxima de «la permanencia de los artesanos es un factor imprescindible para la conservación del patrimonio», empezó a formar a jóvenes en enseñanzas prácticas para recuperar trabajos tradicionales y, a la vez, procurar la restauración y conservación de su casco histórico a través de la intervención directa de sus alumnos. Vitoria quiere ahora mirarse en ese espejo para alumbrar una escuela similar «de referencia en Europa».

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?