-->

ELNORTE/Valladolid* : Las familias del barrio de la Mota de Medina del Campo salieron ayer a la calle para recoger firmas en contra de la pasarela peatonal que el Ayuntamiento quiere construir desde el castillo hasta el centro del pueblo por encima de las casas. Los afectados han conseguido reunir más de 3.000 firmas durante esta semana pero ayer, «el día grande», pensaban tener muchas más.

Sin embargo, la policía les pidió que se retiraran de los dos puestos en los que estaban, una mesa en la Plaza Mayor y otra en la puerta del mercadillo, «por orden de un superior».
«Ya no nos dejan ni expresarnos», se quejaba ayer uno de los vecinos de La Mota que estuvo en la puerta del mercadillo. «Vino un responsable del recinto y nos dijo que no teníamos que quitar porque iba a venir la Policía, pero nosotros seguimos recogiendo firmas hasta que nos echaron porque no teníamos permiso», explicó Dionisio, uno de los afectados. Los medinenses involucrados en el caso piensan que fue el propio alcalde, Crescencio Martín Pascual, quien dio la orden expresa de retirar las mesas de ambos lugares para evitar que recojan más solicitudes, ya que el proyecto es iniciativa suya. La idea es que la pasarela una la explanada del Castillo de la Mota con el centro del pueblo para dinamizar el turismo en la localidad pero, según Dionisio, propietario de una de las casas afectadas, «ni siquiera llega hasta el centro, porque la pasarela termina en el cruce entre las calles Isabel la Católica y Fernando el Católico, después hay que cruzar el río y pasar una calle hasta llegar al centro».

Sin alternativas
La polémica pasarela, con un presupuesto de 1.300.000 euros, «vulnera la intimidad» de los vecinos del barrio porque pasaría a tan sólo dos metros y medio aproximadamente por encima de las casas. El pasado lunes los vecinos pidieron entrevistarse con el alcalde de Medina del Campo, Crescencio Martín Pascual, y con el arquitecto que lleva el caso para que les explicase el proyecto que tenían, pero en su lugar, se presentó el concejal de Urbanismo, Javier Rodríguez, quien «no propuso ninguna alternativa». Una de las afectadas declaró que el concejal además les contestó que «bastante ya hacían por los vecinos de La Mota y que no podían hacer nada más».
Los perjudicados apuntan en su petición, «que se lleve a cabo en una explanada» que se encuentra muy cerca de las viviendas, a 60 metros, «lugar donde no perjudica a ningún vecino». «Si esto supone un bienestar para Medina y que atraerá a los turistas, que se construya, pero por favor que no la levanten encima de nuestras casa porque nos van a quitar el aire», dijeron dos vecinas.

* El Norte de Castilla - 30.09.2008

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?