-->

Correo Los vecinos de Aranbizkarra, que protestaron en enero por la falta de espacio para aparcar en su barrio, dispondrán a partir de octubre de 261 nuevos estacionamientos en la calle Madrid. Las obras de acondicionamiento del parking en superficie contratadas por el Ayuntamiento en marzo finalizarán a mediados de septiembre y la intención de los responsables municipales es la de ponerlo en servicio unos días después.
El futuro estacionamiento ocupa un solar de la fábrica Forjados y Prensados que se encuentra frente a los bloques más periféricos de Aranbizkarra. Los residentes sólo tendrán que cruzar la calle Madrid para llegar a sus casas desde el parking, que será de uso gratuito. De hecho, forma parte del plan desplegado por el Consitorio con el fin de paliar la pérdida de huecos para aparcar en la vía pública que ha provocado la obra del tranvía. Muy pocos de estos espacios podrán recuperarse cuando funcione el nuevo transporte público.
Los responsables municipales estiman en 500 las plazas que los automovilistas han perdido, una cifra casi equivalente a las 587 que afirman haber creado en el plazo de un año. Recuerdan, en este sentido, que la pasada primavera pusieron en funcionamiento la ampliación del parking de Lakua-Arriaga. Su capacidad, de 319 plazas desde su creación en 2001, se aumentó en otras 189. Los mismos medios aseguran que el repintado de cinco calles, que concluirá también en otoño va a aportar 137 plazas más sólo por el sistema de cambiar estacionamientos en línea por otros en batería.
Ahora bien, la reposición de algunas de estas plazas perdidas puede ir acompañada de la obligación de colocar el talón de la OTA en las calles más transitadas de algunos barrios del norte de la ciudad, entre ellos, Aranbizkarra. El Gabinete Lazcoz ya anunció en julio su intención de extender la áreas de aparcamiento vigilado, de manera que de cuatro zonas azules se pase a trece.
Garajes subterráneos
En total, las medidas arbitradas por el ejecutivo de Patxi Lazcoz para paliar el problema del aparcamiento en Vitoria quedan aún lejos de las 1.600 plazas de parking en superficie anunciadas por el ex alcalde Alfonso Alonso. Sin embargo, el actual equipo de gobierno trabaja en proporcionar espacios adicionales a los coches. Su plan más reciente se centra en rascar aparcamientos en una calle de Ariznavarra que linda con el nuevo barrio de Zabalgana. Quieren reordenarla para proporcionar 174 huecos.
Al margen de estas ‘islas’ de parking libre, otras de las líneas de trabajo de los concejales se centra en promover garajes subterráneos de pago. Aunque los primeros proyectos de hacer parkings en Aranbizkarra y Zaramaga no prosperaron, aun se buscan alternativas.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?