-->

Correo La seguridad ciudadana, o más bien la falta de ella en algunas zonas de Vitoria, constituye una de las principales preocupaciones de la federación de asociaciones vecinales de Álava, Fava. Responsables del colectivo ya denunciaron hace un mes su «significativo» incremento, sobre todo en determinados barrios de la ciudad «que, a ciertas horas, la gente prefiere no atravesar».
Aunque la Policía Local ya les ha anunciado su intención de estrechar la vigilancia en zonas como el parque del Norte y las inmediaciones del centro cívico Hegoalde, la federación exigió ayer que se destinen más efectivos policiales para realizar este cometido.
Para conseguirlo, propone que se ponga en marcha un plan piloto «para contratar personal de seguridad privada que asuma labores de segundo orden en los edificios municipales», detalló el presidente de la FAVA, Eduardo Cervera. De ese modo, podría «liberarse a los agentes que las realizan ahora y éstos desarrollarían tareas de seguridad ciudadana, ya que los vecinos denuncian su falta de presencia en las calles de Vitoria», añadió.
No es la única medida extraordinaria que han planteado para incrementar la plantilla de la Guardia Urbana. «Se puede aumentar con agentes cuyo cometido sea sólo la organización del tráfico, en el que serían especialistas», asegura el presidente. Claro que para ello habría que convocar «a la mayor brevedad» la OPE prevista «para contratar nuevos agentes. Y es que pasan los meses y esa convocatoria se queda en palabras huecas», criticó.
La Fava está convencida de que si el Ayuntamiento pone en marcha sus propuestas se «desplazaría» a los efectivos policiales menos preparados en tráfico, «que podrían estrechar la vigilancia y la seguridad», añadió Cervera.
«Falsas expectativas»
Una necesidad «inmediata» según la valoración que el colectivo realizó ayer de los datos recogidos en la memoria de la Policía Local de 2007 sobre las denuncias de seguridad ciudadana. «Creemos que no reflejan la realidad de lo que ocurre en la ciudad. Pueden orientar y marcar una tendencia, pero no coinciden con lo que pasa, y al comparar con ciudades del entorno se evaden de la responsabilidad que a cada uno nos corresponde», subrayó Cervera.
Por ello, reclamó al Gabinete Lazcoz una «mayor implicación en las demandas ciudadanas», y exigió «que los concejales no creen falsas expectativas sobre seguridad ciudadana, ya que los compromisos en esa materia deben realizarse sin demagogia y con la mayor rapidez posible».
Tampoco se olvidan de otra seguridad, la vial, que el año pasado registró la triste cifra de siete fallecidos. Datos que desde la FAVA califican como «muy preocupantes», y que les inducen a considerar que «las campañas de sensibilización del Ayuntamiento no surten los efectos deseados». En ese sentido, sugieren que esas iniciativas «tengan una duración mayor, hasta que la siniestralidad se reduzca, para lo que también los conductores y peatones deben contribuir».
Por último, hacen hincapié en el «alarmante aumento» de la quema de contenedores. «Muestra que los dispositivos de seguridad de los fines de semana no son suficientes para abordar todos los problemas que surgen», denuncian.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?