-->

gara Una de las pocas infraestructuras de ocio existentes en el barrio Alde Zaharra de Gasteiz, el frontón de San José, lleva más de un año sin poder usarse, después de la caída de una placa del techo de cuyo arreglo nadie se hace cargo.

Para recuperar este espacio «en las cabezas y los corazones» de los vecinos de Alde Zaharra, y recuperarlo también como espacio para uso y disfrute de sus vecinos, se ha empezado a configurar una asamblea vecinal que pretende dejar la gestión del frontón en manos de los vecinos. En ella, hasta ahora, participan miembros de Gao Lacho Drom, del Gaztetxe, de Egin Ayllu, trabajadores sociales del barrio, miembros del movimiento vecinal, así como padres y madres de la Asociación de familias de la escuela Ramón Bajo.

Creen los promotores de esta iniciativa que la pérdida del frontón agravaría la situación de carencia de espacios públicos «que posibiliten y promuevan vida social» en el casco medieval . «Los últimos años el barrio ha perdido el campo de futbito, la plaza de Santa María y la bolera de Brullerías, por poner algunos ejemplos». Y el único que se ha creado, el denominado Paseo de Ronda, «está cerrado al vecindario».

En 1994, el movimiento vecinal consiguió un acuerdo con el Ayuntamiento para promover el uso del frontón ahora cerrado. En él funcionó una escuela de pelota, el vecindario podía acudir a jugar, la comunidad gitana tenía reservado su horario… Hubo averías y cierres puntuales, y mucho parcheo. La gestión pasó después al Centro Cívico, que según los vecinos restringió mucho su uso. En abril de 2007, la caída de una placa de cuatro metros cuadrados supuso su cierre, hasta hoy.

Vecinos del Casco Viejo se unen para recuperar el frontón cubierto de San JoséCorreo Los vecinos del Casco Viejo están «hartos» de la paulatina pérdida de zonas de esparcimiento en el barrio. Un grupo de residentes ha decidido tomar cartas en el asunto y crear una plataforma para poner fin a esta situación. La asamblea Txapa Ahotsa pretende, en primer lugar, recuperar el frontón de San José, uno de los últimos espacios públicos en «echarse a perder» en la almendra medieval.
El complejo, que está ubicado en la parte alta de la colina, junto al palacio Escoriaza-Esquível, se cerró en la primavera del pasado año, después de que un temporal levantase «cuatro metros» de la cubierta. El agujero todavía no ha sido reparado y los aficionados a la pelota deben desplazarse a otras canchas.
«Fácil arreglo»
Se trata de una avería de «fácil» arreglo, pero el Ayuntamiento no se hace cargo, según critica el colectivo. Y es que el recinto no es de titularidad pública al depender de una fundación eclesiástica. En los últimos años, los vecinos lo usaban gracias a un acuerdo para promover su uso entre el Consistorio y sus dueños, convenio que se renovaba periódicamente.
La plataforma advierte de que «está entrando agua y el suelo del frontón se deteriora cada vez más». Por ello, piden a los vecinos que se «impliquen personalmente» para poder recuperar el frontón para el barrio.

Nace un colectivo para recuperar el frontón de San José

DNA No están dispuestos a que la pasividad municipal les gane la partida. Por eso, vecinos del Casco Viejo, usuarios del barrio y aficionados a la pelota han formado la Asamblea Txapa Ahotsa. Su objetivo, que vuelva a sonar la chismosa del frontón de San José, que echó la persiana en abril de 2007 al levantarse en el techo una placa de cuatro metros cuadrados. No era la primera pupa, pero lo que no se imaginaban los residentes es que ésta vez el cierre duraría tanto tiempo.

“El Ayuntamiento no está dispuesto a arreglarlo porque no quiere gastar dinero en algo que no es de su propiedad, pero los propietarios tampoco”, explicó el colectivo, quien lamenta que en todo este tiempo “ese agujero de fácil arreglo” no ha hecho más que facilitar la entrada de agua al recinto, por lo que el suelo se ha ido deteriorando”. O sea, que la avería que parecía tan simple ha pasado a mayores.

Por eso ha nacido Txapa Ahotsa, para reunir el apoyo de todos los vecinos y hacer la máxima presión. El colectivo lo tiene claro. No parará hasta que el frontón vuelva a abrir y lo haga en buenas condiciones. Pero hay más. “Queremos que su gestión vuelva a manos del barrio”, como en sus primeros tiempos

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?