-->

INFORMACIÓN/Alacant* : Los vecinos de Sant Joan desean un municipio que no se vea salpicado por la especulación. Por ello, un conjunto de ciudadanos comprometidos con el futuro de su municipio ha propuesto en la denominada Carta de Sant Joan eliminar la especulación urbanística.

Esta carta es un documento que supone el colofón del Plan de Participación Ciudadana del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y que plasma una serie de líneas generales para la construcción de la ciudad con la intención de que sean sean consideradas por parte del Ayuntamiento y recogidas en la redacción del PGOU.
Según figura en el texto, “el objetivo es reducir el incremento del precio de la vivienda derivados de la especulación, así como el crecimiento desmesurado de la ciudad en breve espacio de tiempo, dejando recursos de suelo libres para el futuro”. De este modo, proponen, entre otras medidas, la figura pública del urbanizador, que sea el Ayuntamiento el que gestione y urbanice las zonas de crecimiento, no conceder licencias a promotores con casos pendientes con la Hacienda Pública y limitar el número de licencias anuales.
Esta carta, que ya ha sido entregada al alcalde Edmundo Seva, incluye también recomendaciones sobre la movilidad, la sostenibilidad, el desarrollo económico, y el valor social y cultural que la ciudad deberá tener en el futuro. En cuanto a la cuestión más polémica del planeamiento, la reclasificación de dos millones de metros cuadrados de la partida Fabraquer, se propone fomentar un turismo de calidad primando la identidad propia de la ciudad si finalmente se lleva a cabo la urbanización. Además, también se apuesta por no instalar crematorios en zonas habitadas.

+ Información - F. D. G. - 26 de febrero de 2008

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?