-->

DNA El Ayuntamiento busca una solución a las quejas planteadas por los vecinos de Ariznabarra, que se quejan de la incompleta reforma que se está realizando en la calle Castillo de Ocio al no acometer el arreglo de varias zonas de la vía, como ya denunció DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA. La concejala Marian Gutiérrez afirmó ayer que se trata de un problema global que sufre la ciudad con las zonas privadas de uso público.A la hora de acondicionar estos espacios, los vecinos abogan por que sea el Ayuntamiento quien corra con los gastos y el la Administración por que los residentes abonen parte de la obra. Hasta la fecha se ha buscado una solución puntual para cada caso -ejemplo de los jardines de Ajuria-, pero según la edil socialista ya ha llegado la hora de que se establezcan unos requisitos homogéneos. Mientras, los vecinos de Ariznabarra esperan una respuesta

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?