-->

Correo El Ayuntamiento de Vitoria está decidido a conseguir que los ciudadanos paguen menos de lo previsto por el Impuesto de Bienes Inmuebles. El alcalde, Patxi Lazcoz, anunció ayer que ha solicitado a la Diputación, gobernada por el PNV, que lleve a cabo los cambios legales necesarios para que el IBI se cobre «en función de la renta». Es decir, que paguen más quienes tienen más ingresos y se rebaje la presión fiscal sobre las familias con economías más modestas. En estos momentos, los vitorianos abonan el IBI en función del tipo de casa que tengan, la superficie de la misma y el barrio en el que se encuentre.

La polémica sobre el tributo tiene una base reciente. En 2004, el llamado ‘catastrazo’ provocó una fuerte subida del valor fiscal de los inmuebles, que se encontraba sin actualizar desde 1987. Eso hizo que el IBI se disparara, así que todos los partidos, salvo el PNV, pactaron repartir el incremento de forma progresiva hasta 2012 para amortiguar el impacto económico sobre las familias. El Consistorio también habilitó bonificaciones para rentas inferiores a 18.000 euros y puso en marcha el pago a plazos.

Sintonía

El alcalde aseguró ayer que pretende que el gobierno foral de Xabier Agirre cambie la norma que regula el IBI para dar base legal a las modificaciones previstas y que «las subidas sean mucho más suaves».

Lazcoz dijo que ha encontrado «muy buena disposición» en los peneuvistas, lo que no sorprende si se tiene en cuenta que el portavoz municipal del PNV, Mikel Martínez, adelantó este mes en una entrevista concedida a EL CORREO que había planteado a la Diputación un cambio de la norma para frenar el impacto del IBI. «No admitiremos que suba más de un 5%», avanzó. Lazcoz avanzó que también ha solicitado repartir en más años el incremento progresivo del tributo para que se extienda más allá de 2012. «Queremos ver si es posible y aplicar los cambios en 2008», señaló.

i.cueto@diario-elcorreo.com

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?