-->

Diario de Noticias de Alava El precio que está bajo, a todos los efectos, es el de la OTA”. El alcalde de Vitoria, el socialista Patxi Lazcoz, insistió ayer en que, según se ha contemplado en el Plan de Movilidad Sostenible, “no parece razonable” que cueste menos aparcar en superficie que en un parking subterráneo. Las palabras del dirigente socialista hacen suponer que, tarde o temprano, habrá que dar la vuelta a este sistema. La idea es que viajar en autobús resulte lo más barato para el usuario, antes que estacionar el coche particular bajo tierra y, sobre todo, que dejarlo en la calle en el centro. Lazcoz recordó, de hecho, que el baremo de precios ya funciona de esta forma en ciudades como Donostia o Barcelona.

Lazcoz se refirió ayer a este tema, en conferencia de prensa, después de que el Pleno del Ayuntamiento debatiera sobre el Plan de Movilidad confeccionado por el Aula de Ecología Urbana de Barcelona. El dirigente socialista se mostró molesto por que la concejala popular Idoia Garmendia exigiera que se cumpliera el documento -en el que se aboga por subir la OTA, que cobra 25 céntimos por media hora de uso-, mientras que Alfonso Alonso consideró el jueves que no estamos en un buen momento para subir los impuestos.

Lazcoz, por tanto, se refirió a esta situación como una “contradicción” de la que el PP “tendrá que retractarse” a la hora de debatir las ordenanzas fiscales. El primer edil cree que el discurso popular resulta demasiado “preciosista”. Así, confió en contar con el apoyo de este grupo al aplicar el Plan de Movilidad “hasta sus últimas consecuencias”, consciente de que un “subidón ” en la OTA daría que hablar.

Aunque Lazcoz no llegó a declarar que habrá una subida, su argumentación no dejó lugar a dudas. “No es razonable que la OTA sea tan barata. El plan insiste en que lo más barato tiene que ser viajar en autobús, luego aparcar en subterráneo, y que lo más caro sea estacionar en superficie. En ciudades como Donostia y Barcelona, la estructura de precios ya está así”, explicó.

¿No hay otra solución? No es, ni mucho menos, la primera vez que se analiza el precio de la OTA. Durante el balance de 2006, el servicio de parquímetros cubrió sólo el 69% de su coste, por lo que costó a las arcas municipales un total de 670.355 euros. Un estudio presentado por aquellas fechas, realizado por Gea 21, incluso apostaba por eliminar la gratuidad del parking para residentes y comerciantes. El debate vuelve a estar ahora sobre la mesa.

Lazcoz explicó, además, que no se podría salir por la tangente, y optar por reducir el precio de los parkings subterráneos. Esta solución, dado que estos aparcamientos funcionan mediante concesiones administrativas, obligaría al Consistorio a cubrir el déficit e indemnizar a las empresas. Asimismo, insistió en que el coste de parkings como el de Artium se ha limitado tanto que “estamos en precios de coste. No podemos ponerlo más bajo. Lo que está bajo, a todos los efectos, es la OTA”.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?