-->

El Correo El Ayuntamiento empezará a poner multas cuando culmine el despliegue de los 1.500 nuevos depósitos Estudia soterrarlos en el centro peatonal o colocarlos y retirarlos en un horario determinado


La progresiva sustitución de los puntos de recogida de basuras de la ciudad por contenedores, iniciada el año pasado y aún pendiente de completarse, no ha cumplido por ahora el objetivo fijado: erradicar las antiestéticas montañas de bolsas de residuos del paisaje urbano. A algunos ciudadanos parece resultarles más cómodo depositar sus desechos domésticos en su portal, junto a un árbol o al borde de la acera que en los nuevos depósitos de color gris. Según un barrido realizado por EL CORREO y la propia experiencia de los operarios de limpieza, esta práctica es habitual en al menos 27 calles repartidas por todos los barrios. Desde Prado o Castro Urdiales, a la avenida del Cantábrico, Antonio Machado o Extremadura.

El Ayuntamiento es bien consciente de esta situación. Tanto es así que el concejal de Limpieza, el socialista José Manuel Bully, conoce de primera mano casos en que los vecinos de un mismo portal se habían puesto de acuerdo en no usar los contenedores como «protesta» por la excesiva proximidad o lejanía de sus ubicaciones. «Ha ocurrido en Fuente de la Salud y en Lakua 5. Se han recolocado y ya se usan», afirma.

Estas situaciones puntuales no explican, sin embargo, los comportamientos incívicos en otras muchas calles y «que hay que corregir». Según Bully, la desidia de algunos ciudadanos obedece en parte al «relajo» del anterior equipo de gobierno, del PP, en «hacer cumplir el contrato» a FCC, la empresa que el 1 de julio de 2006 reemplazó en la gestión del servicio de limpieza de Vitoria tras ocho años en manos de Cespa. «Eso ha provocado un retraso importante en el despliegue de los contenedores, que ha propiciado que la gente haya bajado la guardia», asegura.

De ‘quita y pon’De los 1.500 depósitos que se prevén colocar, quedan pendientes unos 200. Además, el Ayuntamiento debe decidir todavía qué sistema aplica a las zonas peatonales del Ensanche, donde la recogida se hace prácticamente puerta a puerta. «Es probable que los contenedores grises sean de ‘quita y pon’, que se instalen durante unas horas determinadas. En cuanto a los de reciclaje de vidrio, cartón y plástico, tenemos que ver si los soterramos o si los instalamos en días señalados», adelantó.

El concejal de Limpieza advierte, eso sí, de que, «después de un año de gracia» y una vez que concluya la distribución de contenedores, se aplicarán con «mano dura» las ordenanzas para multar a los que dejen la basura fuera de su sitio.

LOS PUNTOS NEGROS

Antonio Machado.

Avenida del Cantábrico con Portal de Betoño.

Badaya, entre la avenida Gasteiz y Gorbea.

Bastiturri.

Beato Tomás de Zumárraga.

Castro Urdiales.

Diego Martínez de Álava.

Extremadura, con Galicia.

Florida.

Gorbea, entre Beato T. de Zumárraga y Sancho El Sabio.

Independencia.

Jesús Guridi, entre Pío XII y La Paz.

Los Herrán, junto al Gobierno militar.

Madrid.

Manuel Iradier.

Olaguíbel, entre Los Herrán y la Avenida Judimendi.

Ortiz de Zárate.

Paula Montal.

Paseo de Fray Francisco.

Pintor Tomás Alfaro, entre Beato T. de Zumárraga y Adriano VI.

Pío XII.

Portal de Villarreal.

Postas, frente a la plaza Santa Bárbara.

Prado.

Simón de Anda.

Sancho el Sabio.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?