-->

EL Correo Miguel Ángel Ruiz Bujanda, presidente de la asociación de vecinos Hegoaldekoak de San Cristóbal, atribuye a la «falta de información» la polémica surgida este verano en el barrio vitoriano tras el anuncio de la construcción de una mezquita en una lonja en la calle Pablo de Xérica. Comerciantes y residentes, que temen que el templo musulmán les ocasione «molestias», «conflictos» con personas de «otra cultura» e incluso «problemas de aparcamiento», han recogido firmas para mostrar su oposición, tal como informó EL CORREO a finales de julio. Para Ruiz Bujanda, sin embargo, los temores «no están justificados».

-¿Las aguas se han calmado o todavía hay recelos en el barrio?

-La gente se está dando cuenta de que no es para tanto. Al principio no hubo información. Los vecinos recibieron una carta del Ayuntamiento en el que se les comunicaba la petición para abrir un centro de oración en una lonja y comenzaron a correr rumores sin ninguna base.

-¿Cuáles eran los temores?

-Era el miedo a lo desconocido. Muchos de los vecinos del barrio tienen más de 50 años y no es fácil que cambien el chip. Se dijo que si los musulmanes iban a hacerse con toda la zona o que la mezquita sería para 200 personas. Temían que a las 5 de la mañana el imán rezase desde una torre con un altavoz a tope. Pero no hay nada de eso. En el local a penas caben quince personas

-O sea, que la alarma generada es del todo infundada.

-Sí. La información estaba sesgada por la cosas que se suelen oír sobre el Islam. La alarma era mucho más grande de lo que corresponde a la realidad.

-Es decir, que a Hegoaldekoak le parece bien que se abra la mezquita en la lonja.

-No estamos ni a favor ni en contra. Tendrán que cumplir las normas, como nos ocurre a todos. Si unos chavales alquilan una lonja y no meten ruido ni molestan, nadie les dice nada. Esa es nuestra postura.

-En cualquier caso, van a organizar visitas a las mezquita de Barrenkale para disipar los temores, ¿no?

-Sí. Serán en septiembre. Hemos contactado con Sunna, una de las asociaciones de musulmanes de Vitoria, y nos han propuesto hacer visitas los viernes a las dos y media de la tarde, que es cuando se reúnen a orar. Servirán para mostrar al que quiera ir que no se hace nada raro allí.

-¿Es esta asociación la promotora de la mezquita de San Cristóbal?

-No. Son unas 30 familias que a título individual quieren contar con un lugar de práctica religiosa. Porque las mezquitas del Casco Viejo están abarrotadas.

hegoaldekoak.jpg

«Alquileres asequibles»

-¿Se pusieron en contacto con ustedes estas familias para comunicarles sus intenciones?

-No. Se limitaron a pedir los permisos al Ayuntamiento.

-San Cristóbal es el barrio con menos musulmanes de Vitoria. ¿Por qué han elegido esta zona?

-Hay muchas lonjas vacías y los alquileres son muy asequibles. Por eso hemos pedido al Ayuntamiento que permita a su propietarios reconvertirlas en pisos para jóvenes. Sería una forma de rentabilizarlas.

-¿Están integrados en el barrio los musulmanes que viven en San Cristóbal?

-Son muy pocos. La vida la hacen principalmente en el Casco Viejo y no aquí.

-¿Recuerda que algún otro tema vecinal haya generado tanta alarma?

-Sí. Hace unos quince ños había muchos drogadictos en el barrio. La gente estaba asustada, porque todos sabemos lo que puede hacer un toxicómano por conseguir una dosis. Entonces la alarma estaba justificada y era mucho mayor que la de ahora.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?