-->

OPINION DIARIO NOTICIAS DE ALAVA. ARMENTIAEstoy de acuerdo con esto de fomentar la participación ciudadana “a través de asociaciones vecinales, empresariales, comerciales…” y de “buscar cauces para dar a la ciudadanía lo que pide…”, como defendía el mensaje publicado ayer en esta sección con el título Consenso y participación , pero sólo en parte. Creo que lo importante es qué queremos, y lo de la participación ciudadana, el consenso y demás proclamas debería ser algo digamos procedimental. Y cuando hablamos del qué , es decir, qué tipo de ciudad queremos, ya surge el guirigay, como decía el domingo una columna de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

Si sometemos nuestro modelo de ciudad a lo que digan algunas asociaciones vecinales (concretamente la FAVA, principal y única asociación ciudadana del PP en la ciudad), empresariales (léase SEA y la Cámara de Comercio, actualmente las dos perlas de la derecha alavesa) y comerciales (la principal asociación de comerciantes de Gasteiz ha tenido una estrecha relación personal, además de orgánica, con el anterior equipo de gobierno), estamos aviados. El modelo de ciudad que nos saldría no tendría nada que ver, desde luego, con una ciudad abierta, integradora, social, participativa, transgresora, etc. Sería más bien seguir alimentando a las camarillas vitorianas de siempre y poner una ciudad al servicio del sector privado.

Y por lo que respecta al “consenso entre partidos” del que también hablaba el mensaje anterior, pues qué quieren que les diga. Depende. ¿Consenso en base a la Vitoria de la FAVA, del SEA, de la Cámara de Comercio, de El Correo y del Club de Golf? ¿Consenso significa no hacer oposición ni meter ruido para dejar tranquilo al gallinero? ¿y por qué no consenso de todos en base a una Vitoria alternativa? Consenso sí, claro, pero depende del apellido…

En esta misma sección, una lectora proponía antes de las elecciones formar un tripartito progresista a la catalana con PSE, EB y EA. Ahora resulta que los socialistas han ganado las municipales y tienen ocasión de empezar a hacer esa otra Vitoria alternativa a la que hemos sufrido con A.A.A., pero ojo, no tiene mayoría. Al final, le vamos a ver a Lazcoz otras vez en brazos de la Vitoria de Dato , aunque muchos votantes progresistas esperamos, de él y de su jefe Zapatero, que sean audaces, se desmelenen y tiren para adelante, digan lo que digan la derecha, El Mundo /Cope , los obispos o, en nuestro caso, el vitorianismo de-toda-la-vida .

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?