-->

Cartas al Director DIARIO DE NOTICIAS DE ALAVA CUANDO hace 50 años un grupo de vitorianos liderados por Josemari Sedano, crearon el muñeco que desde entonces desciende cada 4 de agosto desde la torre de San Miguel gasteiztarra, no creo que pretendieran representar en él a un personaje real concreto, sino más bien reflejar el símbolo festivo por excelencia cual es el blusa babazorro.

Con el tiempo, los medios de comunicación terminaron personificando este mítico personaje en un albañil vecino de la calle Zapatería que nació en Zalduendo en 1796, llamado Celedonio Alzola García de Andoin, dato que en la actualidad se da por cierto con inusitada unanimidad.

No tendría nada que objetar yo tampoco a ello, si no fuera porque el pasacalles que le acompaña en su descenso y durante todas las fiestas sí tiene un destinatario concreto, perfectamente documentado y que no se refiere al Celedonio de Zalduendo. El año 1878 coincidiendo con la 1ª Feria y fiestas organizadas por el Ayuntamiento gasteiztarra, el organista de Vitoria, Pedro Fernández de Retana Ruiz de Azua, estrenó en la Capital su pasacalles Celedón , expresamente dedicado a su compañero en la recién terminada guerra carlista Celedonio Iturralde Armentia, doce años después de que hubiese fallecido el hoy llamado aldeano de Zalduendo .

Este Celedón Iturralde había nacido en 1810 en la aldea zuiarra de Bitoriano, cerca de Murguía, casándose en Anda el año 1843 y pasando el matrimonio a residir al vecino pueblo de Andagoia (cuna del descubridor del Perú), donde construyó la “casa nueva” que cita la canción y que aún perdura en esta localidad cuartanguesa.

En agosto de 1918, el compositor Mariano San Miguel presentó su pasacalles Celedón, en el que recoge diferentes melodías festivas, entre ellas la del Celedón compuesta para Celedonio Iturralde y cuya estrofa de “la casa nueva” entona toda la ciudad repetidamente durante las fiestas.

Por ello el único hecho histórico constatable es el del destinatario de la canción, que no es otro que Celedón Iturralde Armentia, del pueblo de Bitoriano, y su “casa nueva con ventana y balcón” está localizada en Andagoia, por lo que no puede representar el muñeco a un Celedón de Zalduendo cuando se le canta a otro personaje.

Al margen de este dato histórico que demuestra lo incorrecto de denominar al muñeco como “el aldeano de Zalduendo”, estimo sería lo más conveniente dejar al personaje como imagino lo idearon sus creadores en 1957: como un blusa babazorro, algo arlote y repleto de ganas de fiesta sana, sin particularizarlo en ninguna persona real. Celedón es un símbolo de Vitoria-Gasteiz y de Álava entera y nos representa a todos, por lo que no cabe simplificarlo a un determinado lugar.

Felipe Sarralde

Laudio/Llodio

1 Comentario a “Celedón no es de Zalduendo”

Creo que esta página se merece sus felicitaciones aunque recomendarÍa la inclusiÓn de diversas fotos pertenecientes a Celedón y a sus andanzas.Incluyendo también fotos de las diversas charangas, gigantes y cabezudos, toro de fuego, fuegos artificiales, carreras sobre burros, y un sinfín de acontecimientos de origen alavés. Gracias por su atención y un cordial saludo.

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?