-->

El Correo Español.

El segundo en apenas un año. Los vecinos del barrio de Coronación que tienen los coches aparcados en un garaje situado entre las calles Perú y Simón de Sanda no ganan para sustos. Un incendio, al parecer intencionado, calcinó en la madrugada de ayer doce coches y daño a otros veinte, afectados por los cascotes. El aparcamiento ya fue pasto de las llamas en noviembre de 2005, por lo que los bomberos no descartan que alguien lo provocara. En el siniestro de ayer no hubo que lamentar víctimas, aunque una familia que vive encima del parking tuvo que ser desalojada.

El incendio comenzó sobre las 3.15 de la mañana y fue extinguido en algo más de dos horas por 25 efectivos de Aguirrelanda. Pese a su aparatosidad y a que el techo del garaje quedó muy dañado, la estructura del edificio «no corre ningún peligro», aseguraron responsables de los bomberos. Sin embargo, como medida de precaución, «se ha apuntalado la techumbre dañada».

Durante los trabajos de extinción, se cortó el suministro de agua a toda la calle Simón de Anda hasta las 16.00 horas. Además, la rosca de una tubería de bocas de incendio del supermercado Eroski cercano se soltó y parte del género de las estanterías se empapó. El establecimiento permaneció dos horas cerrado, aunque los daños «no fueron elevados».

La Policía Local ha abierto una investigación para analizar las causas del siniestro, aunque responsables del Servicio de Extinción de Incendios sospechan que pudo ser intencionado. «No creemos en las casualidades. Es muy raro que en tan poco tiempo se sucedan dos fuegos en el mismo garaje y en la misma planta. Pero será la Policía la que deberá investigar», aseguraron.

Sin vigilancia

Y es que el pasado 11 de noviembre de 2005 las llamas calcinaban en ese garaje cinco coches y dañaban otros cincuenta. Pese a que entonces el alcalde dijo que fue provocado, los bomberos no vieron ningún indicio.

Entre los afectados también existía la preocupación y la sospecha de que alguien pudo prender fuego a los vehículos. Antonio Renedo, un vecino de la zona, esperaba junto al garaje a que la Policía le informase de si el coche de su prima estaba o no calcinado. «Hay rumores de que el incendio ha sido provocado, pero son sólo comentarios. Además, como no hay cámaras de vigilancia, será imposible pillar al que lo ha hecho».

¿Quieres hacer un comentario a esta noticia?